dissabte, de gener 12, 2008

HARTAZGO. SEGUNDA PARTE

Pues eso, que sigo. Por alguna desconocida razón me he acostumbrado a redactar tochos sin pararme a pensar en que no es lo más conveniente si espero que esto sea después leído. Ergo me viene muy bien eso de segmentar los textos sin saber muy bien cómo será la segunda parte o incluso una tercera, y sin tener por plan de obra más que una ligera idea de adónde quiero ir y algunas frases sobrantes del post anterior.

No pretendo que hayáis leído todos los textos enlazados en el post de ayer. Casi son más interesantes los comentarios, diría yo, porque definen muy bien las dos posiciones enfrentadas en todo esto.

[...]

Estooo... una vocecita me señala que llevo dos posts y no he introducido en ningún momento a qué me estoy refiriendo. Por una parte: total, ¿para qué?, ¿quién puede leer esto?; pero por otra: oye, ¿y si hubiera alguien que no buscara sólo ch*c*s d*sp*l*t*d*s?

Uno no sabe si todo esto empezó cuando Planeta perdió los derechos de Marvel en 2004, o cuando empezó a publicar DC en 2005, o cuando a finales de aquel año se sacó de la manga el formato Clásicos DC para diferenciarse de las Bibliotecas Marvel (BM) que había heredado Panini, o cuando David Hernando se convirtió en editor de DC en 2006, o cuando en 2007 se inició la fiebre del formato Absolute (¿se publicó algún Absolute entre V de Vendetta y Watchmen? ¿Hubo alguien que se refiriera a la edición Absolute de V de Vendetta como «Absolute» cuando salió?) y el baile de formatos.

De formatos estamos hablando. También, más todavía, de lo que hay dentro. Pero no de los tebeos en cuanto narraciones. Hablamos de los tebeos en cuanto objetos. Un tebeo, más que en el caso de una novela, es ambas cosas: es contenido y es continente. Un lector con unos años o décadas de antigüedad tiene los ojos entrenados y distingue, sin ser editor, una edición apropiada de una inapropiada. Debido a su experiencia, no espera una edición excelente o sin tacha, pero sí al menos una correcta y digna. Es muy posible que el auténtico editor, alegando razones económicas o estudios de mercado, haya decidido publicar una edición «inapropiada». En este caso, el lector de antes, no debería comprarla. O no debería seguir comprándola mucho tiempo.

Si tan sólo echáis un vistazo a los comentarios de los posts de UTCON o a los de la entrevista en ZN distinguiréis enseguida las dos posiciones principales y opuestas: una, que abomina de las ediciones de Planeta, la otra, encantada de la vida de que se esté publicando tanto material de DC. Los formatos y las «decisiones editoriales» levantan pasiones encontradas entre los lectores.

En principio, que se publique tanto es bueno y sano para el mercado. Lo que ya no me parece tan sano es que se publique así. Así significa:

-mal adaptando el diseño de los títulos de los episodios. Ahora parece que han optado por respetar los títulos en inglés, lo que por una parte es mejor que lo que venían haciendo pero por otra indica que son incapaces de ofrecer la calidad gráfica de los tiempos de Forum, cuando editaban Marvel.

-falta de criterio en la traducción de los nombres de batalla de los personajes. Como controlo más Marvel, esto se me escapa, pero los ejemplos que la gente cuelga por ahí dan vergüenza ajena. Si el personaje ya era conocido por un nombre, y no era una traducción inventada (caso de Daredevil/Dan Defensor, de Marvel), no comprendo los cambios.

-ofreciendo páginas mal escaneadas por el mismo precio. Es incomprensible que una editorial decida publicar un tebeo del que no dispone de materiales de reproducción. Más incomprensible todavía es que eso ocurra varias veces o que siga ocurriendo. Para eso no hace falta pagar derechos a DC. Yo también se editar mal. De la misma manera, incomprensible me parece también que una editorial que se atreve a vender páginas escaneadas ofrezca, ante una pregunta referida a la tardanza en la salida de un nuevo título, que «están esperando los materiales de reproducción» ¿Para qué? ¡No los necesitan!

-no respetar el tamaño original del comic book. Un punto más delicado. Tengo decenas de números de las BM y no guardo ninguna queja respecto del tamaño ni el blanco y negro. Siempre me parecerá mejor respetar el tamaño comic book, pero no descarto de entrada otros formatos. Ahora bien, el formato que más echo de menos de todo Forum, de toda la línea Excelsior, es el de Selecciones Marvel. Cinco o seis números originales, a tamaño comic book, en color, con una encuadernación fuerte y manejable, precio ajustado... Sí, echo de menos el formato de Selecciones Marvel. Sobre todo cuando comparo con los tomos rígidos de Panini, que da miedo abrir. Encuadernar un tomo no es sólo encolar un montón de hojas: eso ya lo sé hacer yo; un tomo debe poder abrirse para ser leído.

-la ausencia de palabras resaltadas en negrita en la rotulación de los textos de los bocadillos. No veo a nadie quejarse de ello y me parece estar solo, pero sigo pensando que una página de un tebeo de superhéroes sin palabras en negrita me parece más plano y uniforme de lo que debería ser. Resaltar una palabra en negrita la enfatiza. Si los bocadillos nos indican QUÉ dice o piensa el personaje, las negritas, al igual que los interrogantes, las exclamaciones, los puntos suspensivos, el tamaño de la letra... son recursos expresivos que nos ayudan a saber CÓMO habla o piensa.

Publicar así supone que el muchacho Mercado está bien hermosote pero con unas arterias que dan pena de verlas de lo guarras que están.

En ningún momento he dicho que yo me encontrara equidistante entre ambas posiciones. Es posible que alguien de fuera, un no lector habitual, no vea ninguno de los problemas que sí encontramos los lectores que aspiramos a un mercado del cómic mejor. Pero no ver los problemas, o no querer verlos, no hace que desaparezcan. Peor aún: se establecen como estándares y se multiplican.

Vaya, esto sigue quedando largo y a mí aún me quedan «frases sobrantes» e ideas en la recámara. Otro rato me pondré a ver hasta dónde llego.

2 comentaris:

Hellpop ha dit...

Muy bien expresado lo de las negritas y su uso expresivo. Y no, no estás solo en este punto, yo también me di cuenta. Lo que sí es verdad es que no he visto a más gente quejarse en todo este tiempo, con la de blogs que hay. Así nos luce el pelo, claro.

Senador Lombrith ha dit...

Muchas gracias por tu comentario, Hellpop.

Lo de las negritas es algo que me toca las narices, sobre todo porque no sucede desde el principio de la etapa Planeta/DC, sino tan sólo desde hace algo más de un año y de forma generalizada. Es como si hubiera alguien que tuviera manía a las palabras en negrita. Me alegra no estar solo.