diumenge, de setembre 09, 2007

DUDAS VARIAS: NÚMEROS Y ETIMOLOGÍA

1. Este primer punto lo escribo pensando en el futuro, no tanto para llenar una entrada y que alguien la lea o la ojee en las próximas horas o días como para lanzar esta primera duda y esperar que alguien me la responda en un tiempo ulterior. Cuando hace unos años empecé a estudiar alemán y dimos los números cardinales (raros como ellos solos pero, en tanto que rarillos, se les coge cariño), me llamó la atención el 16, sechzehn, pues su pronunciación me recuerda a su versión catalana: setze.

Este número, el setze, siempre me ha resultado curioso, pues a pesar de ir detrás del 15 / quinze comparte (o a mí me lo parecía) raíz con el 17 / dèsset / desset / disset (sí, tres formas, qué pasa) y no veía por ninguna parte el 6 / sis que por lógica debería estar en algún lado. A primera vista, el 7 / set se hallaba tras el setze y el dèsset, y no pocas veces, cuando empecé a hablar catalán hace 14 ó 15 años (ahora lo hablo el 90% del tiempo), llamaba setze al dèsset y no recordaba cómo era "dieciséis" (¿"disis"?).

El 16 / setze es curioso por más motivos. En castellano y en portugués es el primer número en el que el orden unidades+decenas establecido (on-ce / on-ze, do-ce / do-ze, tre-ce / tre-ze, cator-ce / cator-ze, quin-ce / quin-ze) se transforma en decenas+unidades (dieci-séis / dezas-seis, dieci-siete / dezas-sete, dieci-ocho / dez-oito, etc.). El inglés y el alemán, por ejemplo, inician las unidades+decenas un poco más tarde, ambos con el 13 / thir-teen / drei-zehn, pero lo respetan más tiempo: el inglés hasta el 19 / nine-teen y el alemán hasta aburrir. En este sentido, es un idioma más honesto, que no modifica una regla ya acordada. El checo (no, no sé checo, pero tengo un libro muy bonito) lo adopta primero que nadie, con el 11 / jede-náct, y lo mantiene como el inglés hasta el 19 / devate-náct para a partir del 20 pensárselo mejor y sumarse al club de las decenas+unidades.

En catalán, francés e italiano el cambio sucede más tarde, con el 17 / dèsset / dix-sept / diciasette. Si bien el 16 / seize francés y el 16 / sedici italiano pertenecen claramente a la familia de los "ze" y los "dici", el 16 / setze catalán se encuentra en territorio extraño porque la lógica diría que es un nombre que le robó al diecisiete. Tiene sentido: en tanto el 16 nació antes que el 17, gozó de preferencia respecto de sus sucesivos para elegir su nombre de entre todos los posibles, y como no le gustó el primero que vio, que debió parecerse a "disis" o a "sisze", pilló el siguiente, el setze, y al 17, que no quería llamarse divuit ni díuit (ni "vuitze", pero es que éste no lo quiso nadie), no le quedó más remedio que adoptar la personalidad múltiple con tres formas escindida más arriba.

Eso es lo que dice la lógica. En realidad, si recurrimos al latín y nos fijamos en el 16 / sedecim, uno se da cuenta de que setze no es sino una deformación y el misterio desaparece.

Para originar otro. Me sigue intrigando que la terminación -ZE (del catalán, del francés, del portugués y, aunque modificada, también del castellano) se parezca tanto al -ZEHN alemán y tenga el mismo uso y significado. Por esto, si hay alguien al otro lado que me sepa responder: ¿Por qué todas las lenguas románicas no efectúan a la vez la conversión de unidades+decenas a decenas+unidades? ¿La terminación -ZE es una herencia del gótico que pasó al latín vulgar? ¿Tiene algo de sentido lo que he escrito?

2. No hay punto dos. Bueno, lo había (y un tercero y un cuarto), pero no pensaba que el primero ocuparía tanto, así que los dejo para otro día.

3 comentaris:

jan ha dit...

du kannst tschechisch, mindestens ein Paar Saetze

Senador Lombrith ha dit...

vielleicht ein Paar mehr, wegen dein Tschechisch-Kurs von Pimsleur.
Ahoj, Jan!

Rubén Prol Mariño ha dit...

La razón es que todas las lenguas que citas son del tronco indoeuropeo y conservan muchos cognados reconocibles, entre ellos diez-dix-decem-δεκα-ten-zehn.